INSTITUTO ORIÓN DE METAFÍSICA

Letter size
  • S
  • M
  • L
  • Mapa de Sitio
  • Política de Privacidad
Página Principal > La brújula platina para la Tierra > Derretimiento de la cubierta de hielo de la Antártida
La brújula platina para la Tierra

Derretimiento de la cubierta de hielo de la Antártida

El 29 de enero de 2013, la NHK trasmitió el programa informativo “Our Time Close Up”. La NHK es la red nacional de radio y televisión pública de Japón. El programa, que se basa en los resultados de las investigaciones más recientes, abordó el posible derretimiento de la cubierta de hielo de la Antártida en un futuro cercano.

En la región polar se han derretido grandes cantidades de hielo como consecuencia del calentamiento global. Una investigación realizada en 2007 reveló que la cantidad de

Colapso de la plataforma de hielo de la Antártida

hielo que cubre el mar ha disminuido en más de un 40% durante los últimos 30 años y que en el verano de 2012 alcanzó la menor extensión jamás registrada. Además, se ha observado que la gruesa plataforma de hielo de Groenlandia se está derritiendo en todas partes de la isla.

La cubierta de hielo de la Antártida corresponde, como mínimo, al 90% del hielo que existe en la Tierra. Se dice que el nivel del mar aumentaría en 60 cm a nivel global si se derritiera tan solo un uno por ciento del hielo existente. Por este motivo, actualmente hay muchos científicos de distintas partes del mundo dedicados a la investigación, observación y estudio de la cubierta de hielo de la Antártida.

Antiguamente se creía que la Antártida no era afectada por el calentamiento global. Sin embargo, los últimos estudios han revelado que la Antártida es altamente sensible a los cambios ambientales a nivel global. De hecho, la Antártida, y particularmente la península Antártica, ha experimentado el mayor calentamiento de todo el mundo. Hace aproximadamente 10 años se confirmó el casi total colapso de la cubierta de hielo en el extremo oriental de esta península, que abarca una superficie 1,5 veces mayor que la metrópolis de Tokio.

La mayor parte de la Antártida, especialmente su lado oriental, está inexplorada. Hasta la fecha se considera que la gruesa cubierta de hielo de esa región es estable y no es afectada por los cambios climáticos debido a que yace sobre estrato de roca y a que la temperatura ambiente es muy baja. Sin embargo, las investigaciones realizadas por un equipo científico japonés indican que la cubierta de hielo podría experimentar cambios mucho mayores de lo que se creía hasta ahora, lo que confirma que la cubeirta de hielo de la Antártida oriental ha disminuido drásticamente.

La División Antártica Australiana ha estado estudiando el relieve de la Antártida junto con investigadores de los Estados Unidos y el Reino Unido desde 2007. Su verdadero relieve, oculto bajo la cubierta de hielo que tiene un espesor de hasta 5 000 metros, había sido un misterio hasta ahora. Sin embargo, recientemente sobrevolaron la Antártida unos aviones equipados con radares especiales. El análisis de la radiación reflejada por los radares reveló el relieve de la masa continental, dejando en claro que la Antártida no es un continente, como se pensaba, sino un grupo de islas. La investigación reveló asimismo que aproximadamente el 45% de la superficie de la Antártida se encuentra por debajo del nivel del mar. Actualmente existe consenso entre la comunidad científica sobre la inestabilidad del hielo en estas condiciones y, por tanto, sobre su rápido derretimiento. Si la cubierta de hielo continúa derritiéndose al ritmo con que lo ha estado haciendo, según se espera que lo haga, y pasa el punto de no retorno, el peligro es que se perderán grandes cantidades del hielo restante de forma continua.

Como consecuencia del calentamiento global, actualmente se predice que la temperatura media del aire aumentará en 3 grados en los próximos 100 años, alcanzando prácticamente el mismo nivel de temperatura de hace 125 000 años. El Departamento de Geología de la Universidad de Florida ha realizado estudios de temperaturas comparables basándose en la altura de los fósiles de coral. Las conclusiones obtenidas indican que hace 125 000 años el nivel del mar se encontraba a 9 metros por encima del nivel actual. También se pudo concluir que aun cuando el derretimiento del hielo en Groenlandia y otros lugares podía explicar un aumento de 3 metros en el nivel del mar, los 6 metros restantes sólo podían explicarse por el derretimiento de la cubierta de hielo de la Antártida.

Además, una simulación realizada con un superordenador por el Instituto de Investigación Atmosférica y Oceanográfica de la Universidad de Tokio reveló que el 60% del hielo de la Antártida se encuentra en un estado de rápido derretimiento. También es bastante evidente que los extraodinarios eventos que se describen a continuación podrían contribuir, junto con el aumento del calentamiento global, a una disminución repentina de la cubierta de hielo de la Antártida.

  •  El derretimiento de los glaciares de los Himalayas y del hielo de Groenlandia contribuye al aumento del nivel del mar.
  •  La temperatura del mar aumentará si los volcanes submarinos se tornan más activos.

Estos eventos harían que el agua del mar invada las regiones interiores de la Tierra. Luego, a medida que la cubierta de hielo continuara derritiéndose y debilitándose, su parte más delgada podría elevarse por su propia flotabilidad y por la fuerza del mar, haciendo que se fracture, quedando los icebergs resultantes a la deriva en el mar, donde el derretimiento sería aún más rápido.

En los últimos años se ha visto un aumento de la actividad volcánica submarina en todo el mundo. Por ejemplo, en 2010 se registró una explosión volcánica submarina cerca de Sarigan, una de las Islas Marianas del Norte. Más recientemente se confirmó la actividad del volcán submarino Monowai, situado cerca deTonga. Asimismo, el 29 de abril de 2012 el Departamento Seismológico y Vulcanológico de la Agencia Meteorológica de Japón anunció que los volcanes submarinos de Iwo Jima se están activando.

Si el nivel del mar aumenta en 9 metros, los países y regiones situados en tierras bajas, como Tuvalu, las Islas Marshall, Maldivas y Venecia, quedarán sumergidos, y el litoral de muchos otros países, incluido Japón, se desplazará varios kilómetros al interior. Estamos frente a una situación extremadamente grave.

Es preciso corregir los desequilibrios de la Tierra para evitar lo que en caso contrario parece ser una devastación inevitable. Es imperativo que empleemos todos los medios disponibles para restablecer la armonía. Aun cuando la comunidad científica trabaja contrarreloj, no estamos destinados a ser víctimas ni a depender únicamente de los avances científicos. Si trabajamos conjuntamente a través de la práctica periódica del Ho’Oponopono, cada uno de nosotros puede hacer una contribución valiosísima y, tal vez, convertirse en el instrumento que nos permita evitar el desastre y restablecer el equilibrio en nuestra amada Tierra.

Dejo el comentario

PAGE TOP